Caninos: violencia cotidiana

Una amistad arraigada

Xolotl
Xolotl

Hace poco más de una década que se demostró que el perro era descendiente directo del lobo (Canis lupus) y que el proceso que llevó a la formación de Canis familiaris (Perro) se inició hace más de 100,000 años.

El perro como tal se originó hace unos 30,000 años y desde ese momento su presencia ante el hombre ya era aceptada. La relación hombre-perro trascendió al momento en que el Homo Sapiens entró al continente americano acompañado de un perro.

En el mundo antiguo, los perros gozaban de una importancia simbólica trascendente,  diferente a la que se vive hoy en día. En el Egipto antiguo eran considerados compañeros de caza, formaban parte del equipo de pastoreo, eran guardianes y podían ser tan valiosos que llegaban a ser embalsamados y colocados en tumbas. En el Japón del siglo XVIII el hecho de que un emperador naciera bajo el signo del Perro (uno de los doce signos celestiales) era motivo para que el perro gozará de una exagerada consideración. Esto provocaba, que en cada calle la población debía mantener un cierto número de animales. Si los perros eran agredidos o insultados, las leyes castigaban al agresor, y si alguien mataba a uno, sufría la pena de muerte. En la mitología mexica y tolteca del México prehispánico, Xolotl (señor del inframundo) era el dios del relámpago y los espíritus, y su misión era ayudar a los muertos en su viaje al Mictlán.

Por lo tanto Xoloitzcuintle, hace referencia a Xolotl porque mitológicamente, este perro era sacrificado cuando su dueño moría, para acompañarlo en su viaje a la eternidad.

Así, en el México colonial, existían alternativas de las que se valían los indios para conservar estas tradiciones a pesar de la imposición española. En el caso de Xolotl, los indios conquistados ponían figuras de perro en los entierros, hechas con palma, en vez de colocar animales verdaderos.

El ejercicio de enterrar a humanos con perros tiene trascendencia mundial, en realidad se trata de una práctica universal, pues la encontramos en todos los continentes, desde tiempos muy remotos, circunstancia que nos lleva a cuestionarnos ¿desde cuándo el hombre cobró conciencia de la diferencia que existía entre vivir solo o con un perro a su lado?

Estemos conscientes de ello o no, el perro es una especie que desde hace muchos milenios es un reflejo directo de las culturas en dónde existe, de la gente con las cuales convive y del ámbito familiar.

Amistad corrompida

En la actualidad, la imagen de estos seres se ha trasgiversado abruotamente. Las antiguas tradiciones han quedado olvidadas y el perro, de ser un símbolo de respeto y admiración ahora es víctima del abandono, el maltrato y la agresión. Pocas son las personas que tiene un conciencia y responsabilidad hacia el perro y satisfacen todas sus necesidades básicas.

Las causas del maltrato hacia los perros son diversas. Está comprobado científicamente a través de diversos estudios realizados en Estados Unidos, Inglaterra, Suiza y Alemania, que 70% de los acusados de violación, homicidio y secuestro empezaron matando a un insecto, después a un mamífero y posteriormente a un ser humano. Ya que la persona que gusta de ver y hacer sufrir a un ser vivo, termina desensibilizándose.

Estadísticas de la organización Milagros Caninos, dedicada al rescate de perros en condiciones deplorables, muestran que cien por ciento de los perros que han albergado —2 mil a 3 mil desde 2004 a la fecha— han sido maltratados, torturados, violados o vejados, y que el total de los responsables son hombres, así como el ochenta por ciento de los “peores torturadores” pertenecen a la clase socioeconómica alta, mientras que quienes tratan de ayudar a estos animales son, predominantemente pobres.

Otro factor determinante, la ignorancia, es una de las causas por las que cerca de 70% de los casos de animales domésticos sufren de maltrato en los hogares. La falta de educación y una cultura de respeto son los principales detonantes para que un animal tenga una vida miserable.

Formas de Maltrato

Es aquí donde las formas de maltrato varían dependiendo de la crueldad del agresor. El maltrato a los animales comprende una serie de comportamientos que causan dolor innecesario, sufrimiento o estrés animal, que van desde la negligencia de los cuidados básicos de un perro, hasta el asesinato malicioso e intencional.

El mencionado abuso es un problema social de grandes dimensiones que no sólo afecta a aquellos animales víctimas de esta violencia sino a todos los miembros de una sociedad ya que este problema trasciende a dimensiones de salud pública, provocada por la ignorancia social y la falta de cultura hacia los caninos. Es aquí donde la condición de inferioridad que poseen estos animales en la sociedad, hace al ser humano todavía más responsables de su bienestar.

Por lo menos podemos mencionar, de manera general, dos tipos de maltrato animal, directo e indirecto. El directo es aquel en el que las personas ejercen la violencia de forma abusiva e intencional, mientras que el indirecto comprende la omisión de un refugio, salud y cuidados básicos de cualquier animal.

Ciruela
Ciruela

De la misma manera, el abandono es considerado un forma de maltrato indirecto, ya que la mayoría de los perros callejeros, al no ser socorridos en sus necesidades básicas, son dejados a su suerte donde muchas veces, lo único que encuentran es la muerte.

Un ejemplo de maltrato directo es la experimentación con animales. Con atroces sufrimientos, anualmente mueren en el mundo millones de animales víctimas de la experimentación. Un “animal de laboratorio” es un ser sano al que se le provoca una enfermedad para ser posteriormente sometido a intervenciones quirúrgicas o pruebas de laboratorio. En la mayoría de los casos, estos animales mueren víctimas de estos experimentos y durante la experimentación, el animal vive enjaulado, consciente de que cada vez que salga de su jaula será sólo para recibir dolor.

Procter & Gamble firma dedicada a fabricar productos de limpieza, cosméticos y alimentos, hoy es un conjunto de empresas que comercializa un total de 300 marcas en más de 140 países. Esta firma, utiliza perros para experimentación de sus productos. Para conocer el efecto de la dieta en la densidad ósea de los perros, se sometió a 18 dogos alemanes a dietas con cantidades cambiantes de calcio y fósforo, y luego sacrificados para extraer los huesos y analizarlos. Como este, existe una lista interminable de experimentos que esta marca ha realizado con caninos.

Sin embargo existen otras formas de maltrato, las peleas de perros son una práctica ilegal que se realiza de forma encubierta en muchas partes del mundo.

Estas peleas suelen ser organizadas por gente sin escrúpulos que no les importa sacrificar a sus perros en el intento e, incluso, adiestrar a sus animales para la lucha, sabiendo que van a morir en ella. Estos perros se convierten en animales agresivos, imprevisibles, inestables. La raza de perro Pitbull americano es la más utilizada para estas prácticas.

Sin alimento, a oscuras, golpeados y drogados, los perros comienzan a ser entrenados a los tres meses de vida, alcanzando la madurez para la pelea a los dos años. Estas “técnicas” de adiestramiento son de lo más cruel y abusivas: dejar a los animales horas colgados de una cuerda por sus propios dientes para fortalecer la mandíbula, hacerlos correr sobre caminadoras especiales durante horas y horas para desarrollar su musculatura, descargas eléctricas en el ano para desatar su agresividad antes de los entrenamientos y peleas, son sólo algunas de estos crueles entrenamientos.

Las peleas de perros son un lucrativo negocio para sus dueños. Entrenando a sus campeones en exhaustivas sesiones son capaces de generar millones en esta actividad ilegal, además de cruel y embrutecedora. Amparados en la oscuridad y en el ruido del ajetreo citadino las agrupaciones que organizan las peleas caninas son verdaderas cofradías cuyo secreto es herméticamente vigilado por sus miembros.

De la misma manera, en países como China, los perros y gatos callejeros son sacrificados y despojados de sus pieles en vida, para ser vendidas en subasta por todo el mundo. Las anteriores son sólo una pequeña muestra de la formas de maltrato  que sufren perros y demás animales victimas de la insensibilidad e intereses humanos.

Ademas de estas formas de violencia lucrativas, también el maltrato canino se ve reflejado en la vida cotidiana. Prácticas como la violación, tortura y mutilación, son métodos utilizados para atormentar la existencia de estos seres. Por si fuera poco, perros sordos, ciegos o con enfermedades degenerativas como el cáncer, encuentran difícil hallar un hogar en las grandes ciudades, por representar un problema y una carga para la mayoría de los ciudadanos. Por este motivo son abandonados en las calles o sacrificados en los centros de control canino.

Ayudando a los amigos

En México existe la Ley de protección a Animales del Distrito Federal, decretada en febrero del 2002, sin embargo, jamás se ha sancionado a alguien por maltratar a su animal de compañía. Esta ley se ha convertido en “letra muerta” pues las condiciones en las que subsisten muchos perros son infrahumanas.

En casi todos los estados hay una ley de “protección animal” que no se cumple, mientras que no existe una ley federal que proteja expresamente a nivel nacional. La única respuesta del gobierno federal ha sido instituir brigadas de vigilancia animal en algunos estados, enfocados en prevenir ataques de animales de compañía, más que en proteger a éstos.

Durante el primer semestre del 2009, las agresiones hacia los animales aumentaron 60 por ciento, de acuerdo con la Brigada de Vigilancia Animal, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública del DF.

Una pequeña solución

Los perros abandonados en las calles, forman parte lamentable de nuestro “paisaje urbano”, pero la realidad es que no son más que el producto del descuido e irresponsabilidad humana.

Sin embargo existen medidas para erradicar el maltrato y abandono de perros. La ayuda no sólo esta en las instituciones y organizaciones especializadas, dedicadas a salvaguardar la integridad de estos caninos, sino que de manera individual y colectiva, también se puede aportar a la solución de este gran problema.

El Programa de Esterilización para el Control de la Sobrepoblación Canina y Felina en el Distrito Federal es el único método humanitario, eficaz y a corto plazo, sin embargo, no representa la solución efectiva del maltrato y abandono de perros, es sólo una pequeña parte de la solución. Este programa se debe respetar como lo establece la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el 13 de octubre de 2006.

En otros países no se concibe la idea de tener una mascota sin esterilizar., esto habla del grado de cultura y educación de un pueblo que es directamente proporcional al trato de los animales.

Estadísticas demuestran que una pareja de perros en un periodo de siete años, pueden engendrar alrededor de 5500 cachorros a lo largo de su vida. Esto deja entrever la sobre-población de animales que son dejados a su suerte, para sobrevivir por sus propios medios.

Hagamos conciencia

La libertad es para un hombre es un derecho por nacimiento, para el perro, la desesperación más honda. Para un perro, su dueño lo es todo; en las grandes ciudades, si un perro pierde a su dueño, lo pierde todo y su único final, posiblemente será la muerte. Una persona que abusa de los animales no tiene empatía hacia otros seres vivos y todo acto que implique la muerte del animal sin necesidad, es un biocidio, es decir, un crimen contra la vida.

Las cifras crecen segundo a segundo y el daño provocado, deja heridas sociales, pero principalmente, perros exiliados, maltratados y violentados, por personas carentes de conciencia y sensibilidad, ignorantes de su cultura y sus tradiciones. En absoluto, los perros merecen respeto, cuidado y compañía.

La conciencia es quizá el elemento determinante para terminar con problemáticas que nosotros mismos hemos generado y que sin darnos cuenta nos han llevado a la insensibilidad de lo cotidiano. El abandono de un perro, su tortura para experimentos, su mutilación y maltrato físico, son sólo algunas de las variables de violencia que existen en contra de estos seres que sin pensarlo, darían la vida por su dueño. Fieles nobles y sensibles, los perros son el mejor amigo del hombre, y es así como debemos tratarlos, reconociendo su lugar en nuestra sociedad, en nuestra vida, para así,  rescatar esa amistad forjada hace más de 30,000 años.

Juan Ramón Rodríguez R.

Me opongo a la violencia porque cuando parece causar el bien se trata sólo de algo temporal, el mal que causa es permanente. Mahatma Gandhi
Me opongo a la violencia porque cuando parece causar el bien se trata sólo de algo temporal, el mal que causa es permanente. Mahatma Gandhi

Anuncios

3 pensamientos en “Caninos: violencia cotidiana

  1. queria comentar que la esterilización quirúrgica de animales de compañía no es una “pequeña solución”, ni “una`pequeña parte de la soluci`n”. en nuestro país, argentina, ya no se concibe tener un perr/gato sin castrar, ni se duda en reclamar este servicio a las autoridades como parte de planes de salud y medio ambiente. a parte de ser la esterilizacion la medida eficiente del control de la natalidad, lo que llevara a estabiulizar el numero de animales y luego disminuirlo, sino que en el fondo es un proyecto educativo. por eso siempre decimos ” mientras educamos castramos, mientras castramos educamos”. al controlar la superpoblacion en el mediano plazo, la comunidad logra conectarse con el valor afectivo y la relación con estos animales es resignificada.porlo que recominedo no minimizar esta herramienta, que resulta la mas importante para ofrecerle en estos momentos anuestros compañeros de camino.

  2. Soy Medico Veterinario y estoy muy de acuerdo en lo que dicen en este articulo ,la única forma para que la gente entienda el significado de la presencia de un ser de cuatro patas a nuestro lado,es educarse y conocerlo a su animal desde su origen y ponerse a pensar el por que el decidió quedarse con los humanos, solo ,por que le dio comida o por que necesitaba su compañía, para ello tenemos que educarnos, hace tiempo que tengo un proyecto de educación sobre las mascotas, pero en mi pais no he tenido la oportunidad de realizarlo sigue dormido hasta que alguien se interese y lo despierte , también pido a Dios que me de algunos años mas de vida para realizarlo,es mi gran sueño yo amo a los animales.

  3. Pingback: Maltrato animal: Peleas de perrosMyPOPI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s